Europa: Captagón, la “droga de los yihadistas” que inhibe el dolor y el miedo

Fuente: La Tercera

Fecha: 19 de noviembre de 2015

Aunque no se ha comprobado nada, los sobrevivientes de los atentados del pasado viernes en París, dicen que los terroristas actuaban como tipos fríos que mataban sin pestañear, el mismo efecto que logra esta anfetamina.

Una mezcla de anfetaminas y cafeína es lo que compone el Captagón, la droga utilizada por el Estado Islámico que tiene como uno de sus efectos inhibir la sensación de dolor y miedo, además de aumentar el sentimiento de fuerza absoluta e invencibilidad.

Esta droga contiene fenetilina, la cual pertenece a la lista de psicotrópicos de la Organización Mundial de la Salud desde hace 30 años, pero que fue prohibida en la década de los 80 luego de que se comprobara su efecto adictivo.

Pero su posible relación con los atentados del pasado viernes en París -donde murieron 129 personas- deriba de que en el hotel que fue intervenido por la policía de élite gala fueron encontradas un gran número de jeringas, con las que posiblemente se podrían haber inyectado la sustancia (Mira aquí el video del medio francés Le Point donde se ven las jeringas encontradas).

Según han sabido los servicios de inteligencia, el consumo de Captagón por parte de miembros del Estado Islámico, Frente Al Nusra y el Ejército Sirio Libre es cada vez más frecuente, y se cree que cuando cometen atentados podrían estar bajo la influencia de esta droga.

Así se comprobó en el atentado en Túnez en junio pasado donde murieron 38 personas.

Esta anfetamina tendría un costo de entre 5 y 20 dólares la dosis, según información del diario español El Mundo, y pese a que en sus inicios fue un medicamento geriátrico y pediátrico, con los años aumentó su utilización masiva entre jóvenes árabes y saudíes, quienes cayeron en su adicción.

Pero con los años se convirtió en la llamada “droga de los yihadistas”, hasta el punto que Siria se convirtió en primer productor y los milicianos que luchan en la “guerra santa”, en sus principales consumidores. 

El Captagón suele utilizarse vía oral, pero también puede inyectarse.

El psiquiatra francés experto en adicciones, Dan Velea, ha señalado a la prensa gala que “es un estimulante que genera una ausencia de dolor y de empatía”.

“Aunque en la mayoría de los casos se consume en forma de comprimidos,también se puede inyectar por vía intravenosa. En ese caso el resultado final se multiplica y es más rápido”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s