Bloqueo a ‘narcoavionetas’ derribó precio de la coca en Perú

por primera vez en 15 años, el precio de la hoja de coca, insumo clave para la elaboración de cocaína, cayó de 50 dólares la arroba (unos 11,3 kg) a 26 dólares.

El precio de la hoja de coca en el mayor valle de producción en Perú cayó a la mitad, tras la activación de una ley que permite interceptar y hasta derribar avionetas del narcotráfico, dijo a la agencia de noticias AFP el zar antidrogas peruano, Alberto Otárola.

“La caída del precio de la coca tiene una explicación: la interdicción aérea ha sido altamente disuasiva, la impunidad de las ‘narcoavionetas’ se acabó”, consideró Alberto Otárola, jefe de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), en entrevista telefónica con la AFP.

Según explicó, por primera vez en 15 años, el precio de la hoja de coca, insumo clave para la elaboración de cocaína, cayó de 50 dólares la arroba (unos 11,3 kg) a 26 dólares.

El número de vuelos desviados aún se maneja bajo reserva. Tampoco hay información sobre derribos de naves.

“Hemos cortado las venas de provisión de dinero y de vuelos ilegales, perjudicando la cadena ilegal de producción. Es un paso histórico que se ve reflejado en una baja de la demanda de coca”, consideró Alberto Otárola, quien participa desde el lunes en Estados Unidos de una sesión especial antidrogas convocada por Naciones Unidas (Ungass).

En el mayor productor mundial de cocaína, las avionetas del narcotráfico realizaban hasta diciembre en promedio 4 vuelos diarios en el VRAEM (Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro), la mayor franja cocalera de Perú, una zona donde también se cobijan los remanentes terroristas de Sendero Luminoso.

El punto de acceso era la frontera con Bolivia, con capacidad para cargar 150 kg de cocaína por viaje y llevar 500.000 dólares en dinero líquido, según las propias autoridades.

En 2015, el Congreso peruano aprobó una ley que permite interceptar en el aire a las ‘narcoavionetas’ e incluso derribarlas si no acatan las órdenes de aterrizar. Tras su reglamentación, la norma empezó a aplicarse en enero de 2016.

La medida implica la reanudación unilateral de una estrategia aérea de lucha contra el narcotráfico que Perú aplicaba en cooperación con Estados Unidos en la década de 1990.

Perú había suspendido la interceptación de vuelos en 2001, cuando un avión caza peruano derribó por error una avioneta con misioneros estadounidenses y murieron dos personas.

En la cumbre Ungass, Perú defenderá una estrategia integral de combate al narcotráfico, que ataque también el lavado de activos y ofrezca cultivos alternativos a los productores de hoja de coca.

En Perú se mueven al año unos 8.500 millones de dólares provenientes del narcotráfico, según la procuraduría antidrogas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s