Este mes han sido ingresados 327 cadáveres a la morgue de Bello Monte

Tres homicidios ocurrieron en Catia este miércoles en menos de ocho horas. Una de las víctimas era un sargento mayor de la GNB, quien laboraba como escolta en la Contraloría General de la República.

Caracas.- Este mes (hasta el mediodía de ayer) han sido ingresados a la morgue de Bello Monte 327 cadáveres, según destacaron fuentes extraoficiales. Un promedio de 15 cada día. La mayoría de las víctimas presentaron impactos de bala.

En los sectores de Gramoven y Los Magallanes, en Catia, se reportaron tres homicidios el miércoles.

Los hechos fueron aislados y se ocurrieron, según destacaron fuentes policiales, en menos de ocho horas.

Una de las víctimas fue el sargento mayor de segunda de la Guardia Nacional Bolivariana, Luis Alfonso Caballero Cedeño, de 42 años.

Le dispararon varias veces en la cabeza y quedó muerto en la calle Larrazábal de Los Magallanes, a eso de las nueve y media de la noche.

El funcionario estaba adscrito a la Contraloría General de la República, donde laboraba como escolta.

Ese día había ido al sector a dejar a su exesposa (con quien tiene una hija), a bordo de la moto Suzuki blanca que le fue asignada. Estaba uniformado.

Cuando se despedía de la mujer, aún montado en la unidad, le llegaron varios sujetos que lo despojaron de su arma de reglamento.

También le pidieron la moto, y como se tardó en entregarla le dispararon.

Familiares acudieron a la morgue de Bello Monte, la mañana de ayer, y dijeron que tenía dos hijos mayores y nunca quiso apartarse de la milicia, pese a que le habían insistido.

Horas antes, a las tres y media de la tarde, habían asesinado a Renzi Leonardo Blanco en el sector La Baranda de Gramoven. Su familia no sabe las causas del homicidio.

Solo dijeron que no le robaron nada y le dispararon en el mentón. Había ido a ese barrio a visitar a sus morochos recién nacidos.

El cadáver estuvo más de cuatro horas en la vía pública, hasta que llegó el Cicpc.

El tercer fallecido fue Luis Céspedes, de 34 años. Sus familiares acusan a efectivos del Cicpc de matarlo dentro de su casa, ubicada en el sector San Pedro.

Según dijeron, los funcionarios llegaron disparando sin razón. Lo cierto es que el hombre había estado preso por robo en la cárcel de Yare.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s