PAN: Un escándalo de blanqueo de capitales vinculado al narcotráfico sacude a Panamá

El heredero de un gran emporio, detenido en Colombia a petición de Estados Unidos.

Un nuevo escándalo relacionado con el blanqueo de capitales ha vuelto a sacudir a Panamá después de la detención de un importante empresario del país en Colombia. La captura de Nidal Ahmed Waked Hatum, heredero y socio del imperio Wisa, con más de 68 empresas y con presencia en 11 países, ha desatado una tormenta inesperada. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo acusa, junto a su padre, de encabezar una organización en Panamá que lavaba dinero proveniente del tráfico de drogas.

Waked Hatum, de 44 años, originario de Barranquilla y con nacionalidad colombiana, española y panameña –donde reside-, fue arrestado el miércoles por la noche en el aeropuerto de El Dorado, en Bogotá, cuando trataba de entrar al país. Tras pasar los controles de migración junto a cinco familiares, fue detenido por la policía colombiana, tras un trabajo coordinado con la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA). Los agentes le comunicaron la solicitud de una corte del Distrito Sur de la Florida, que lo requiere por cargos de lacado de activos del narcotráfico y fraude

En un comunicado, la Policía de Colombia se refiere a Waked Hatum como “el hombre más buscado del mundo por blanqueo de dinero” y asegura que su llegada a Colombia se debía a que iba a acompañar a algunos familiares a unas consultas médicas. Durante su estancia, prevista hasta hoy según las autoridades, tenía también previsto reunirse con varios empresarios del país para iniciar con ellos un proyecto urbanístico en el norte de la capital colombiana.

En el escrito de acusación dado a conocer este viernes por la mañana por la policía de Colombia, el fiscal norteamericano aseguró que Waked Hatum, aparentemente, recibía dólares por el tráfico de drogas, los invertía en sus establecimientos “e impedía que las ganancias salieran de las zonas libres de no pago de tributos aeroportuarios o comerciales, y así evitaba que las autoridades de los diferentes países le hicieran seguimiento o controles financiaros”. La justicia de Estados Unidos cree que de esta forma el detenido, para el que se ha iniciado ya el proceso de extradición, podría haber legalizado millonarias sumas de dinero del narcotráfico y amasar una fortuna que se calcula en unos 2.000 millones de dólares. El detenido, a través de un comunicado, ha negado todas las acusaciones que pesan sobre él.

La familia Waked, de origen libanesa e instalada en Colombia hace más de cinco décadas, está considerada una de las más ricas e importantes de Panamá. Su emporio lo empezaron a construir en San Andrés, y a partir de los 90 consolidaron su presencia en Panamá. En su poder se encuentran bancos, casas de valores, centros comerciales, inmobiliarias, el medio local La Estrella de Panamá y empresas como el grupo La Riviera, del sector de los duty free de los aeropuertos. Según recogen los medios locales, el grupo tendría activos por valor de más de 1.500 millones de dólares en 14 países y da trabajo a cerca de 6.000 personas.

“Nidal Waked tiene una larga historia de blanqueo de dinero en beneficio de algunas de las redes criminales y de tráfico de drogas más implacables y sofisticadas del mundo”, afirmó la DEA en un comunicado.

Casi al mismo tiempo de la detención, Waked Hatum y un grupo de empresas panameñas fueron incluidas por el Departamento del Tesoro en la conocida como Lista Clinton, en la que se incluyen organizaciones ligadas al blanqueo de dinero y narcotráfico. El bloqueo afecta a seis empresarios y 68 compañías, según el comunicado emitido por la Policía de Colombia, y prohíbe a cualquier persona y entidad estadounidense realizar transacciones financieras o comerciales con quienes estén incluidos en dicha lista.

De forma paralela, la Superintendencia de Bancos de Panamá ordenó la intervención de la entidad Balboa Bank & Trust, ligada al grupo empresarial de la poderosa familia Waked, debido al mismo caso. Las autoridades estadounidenses creen que usaban “facturación falsa, contrabando de dinero y otros métodos de lavado para bloquear ganancias de la droga a favor de varios narcotraficantes internacionales”, aunque no apunta a ninguna organización en específico.

El grupo Wisa protagoniza un conflicto en Colombia que salpica también a España. Wisa aparece involucrada en la representación de las tiendas Mango, que hasta hace poco eran manejadas por una empresa colombiana, Mercadeo y Moda. Esta compañía denunció una campaña entre la matriz española y la panameña para desvincularlas de la operación en Colombia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s