BOL: Químicos para la cocaína perforan las fronteras

El Deber

La Gisuq se incautó de 579.134 kilos de precursores sólidos y 1,1 millón de litros de líquidos. Brasil y Argentina son los mayores proveedores, aunque un 20% se hacen en nuestro territorio.

Los químicos dentro del narcotráfico son esenciales porque sin ellos la hoja de coca no sería tan deseada por las mafias. Bolivia no solo es un país productor y de tránsito de cocaína, sino también un gran importador de precursores químicos para elaborar los tres tipos de cocaína. Existen más de 100 tipos de estas sustancias que ingresan por las fronteras del país. Entran, en su mayoría, por Brasil, pero también lo hacen por Perú, Chile y Argentina. Solo un 20% de estos químicos son elaborados en Bolivia.

Al menos una centena de sustancias químicas son empleadas para el narcotráfico, pero solo 42 de estos precursores son controlados por las autoridades. El ingenio de los narcos va más allá, que lograron, por ejemplo, que el cemento de construcción y los limones sean precursores para obtener la pasta base de cocaína.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, explicó a EL DEBER que las fronteras son penetradas por los traficantes de precursores, aunque valoró el trabajo policial para decomisar estos químicos.
“Los precursores ingresan por casi todas las fronteras; por Brasil, por Perú, por Argentina y por Chile, menos por Paraguay. Hay un control especial, igual al control de drogas, pero hay mucho ingenio para introducir estas sustancias químicas, incluso aplican cemento de construcción para elaborar pasta base”, detalló el viceministro Cáceres.

El Grupo de Investigaciones de Sustancias Químicas (Gisuq), que depende de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), es la unidad encargada de controlar el ingreso, fabricación y comercialización de los precursores. El jefe nacional del Gisuq, teniente coronel Eduardo Claure, informó a este medio de que el 80% de estas sustancias químicas es importada, mientras que un 20% ahora se produce en territorio nacional.

“El Gisuq opera en todas las rutas del país, oficiales y clandestinas; hacemos controles verificando hojas de ruta, verificaciones de compra y resoluciones de importaciones y exportaciones. Nuestro país no es productor de sustancias químicas. Estas sustancias generalmente llegan de Asia a los puertos de Chile, Perú y Brasil, y de ahí se interna a Bolivia”, informó Claure.

Tres tipos de cocaína
En Bolivia se producen tres tipos de cocaína: la pasta cruda de cocaína, el sulfato base de cocaína y el clorhidrato de cocaína, cuya mezcla es más pura y fina. En todos estos procesos se utilizan ácidos, como el sulfúrico; bases, como el bicarbonato de sodio o soda cáustica; oxidantes, como el permanganato de potasio; y alargadores que no están controlados, como la fenacetina o el terfomisol.

Los seis principales químicos para lograr los tres tipos de cocaína son kerosene, ácido sulfúrico, carbonato de sodio, permanganato de potasio, acetona y ácido clorhídrico, este último esencial para la cocaína cristalizada.

Estas sustancias son las más comunes e ingresan por las fronteras bolivianas, mientras que en nuestro territorio se fabrican precursores como la cal, el cemento, hidróxido de sodio y ácido sulfúrico.
Según el director de la Felcn, coronel Santiago Delgadillo, los precursores se dividen en dos: sustancias químicas líquidas y las sólidas.
En 2015, dijo Delgadillo, fueron incautados 579.134 kilos de precursores sólidos y 1,1 litros de químicos líquidos, entre los más comunes el tíner y el kerosene.

La autoridad policial destacó que los grupos de narcos innovan cada tiempo los tipos de precursores para elaboración de cocaína, con esto intentan evadir a las autoridades.
Además, afirmó que reemplazan constantemente las sustancias para hallar un producto fino. En Bolivia existen laboratorios de purificación de cocaína. En 2015 se destruyeron 4.234 fábricas, según datos de la policía antidroga.

Se conoce que con tres kilos de pasta base de cocaína se obtiene un kilo de clorhidrato aplicando el método antiguo. En cambio, con la aplicación del ácido hexano, de un kilo de pasta base se logra otro kilo de droga mejorada. Esta metodología tiene origen en Colombia y se aplica en las fábricas de nuestro país.

Según informes del Gobierno de Estados Unidos, Argentina es el mayor proveedor de precursores para elaborar cocaína. Sus mercados principales son Bolivia, Colombia y Perú, debido a su cercanía, aunque estas sustancias químicas también llegan a México y a Estados Unidos.
A Bolivia ingresa la pasta base de cocaína de Perú, y ese producto es cristalizado en el oriente boliviano con la utilización de químicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s