COL: Cámara de EE. UU. aprueba fondos para paz de Colombia

El Tiempo

Legisladores piden incremento de más del 50 por ciento en los recursos para el país.

Washington. La Comisión de Apropiaciones de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este martes una partida de US$ 491 millones de dólares para que se inviertan en la implementación de los acuerdos de paz con las Farc y la lucha contra el narcotráfico en Colombia.

La propuesta de la Cámara, que ahora debe pasar a la plenaria de este ente legislativo, representa un aumento de unos US$ 100 millones de dólares frente a lo que había propuesto el presidente Barack Obama en febrero de este año cuando le pidió al Congreso respaldar al país a través de una nueva iniciativa que bautizó como ‘Paz Colombia’.

La propuesta del presidente preveía US $ 390 millones de dólares en fondos administrados por el Departamento de Estado más otros US$ 60 millones que saldrían de las arcas del Pentágono.

Si a la iniciativa de la Cámara se le suman estos fondos del Departamento de Defensa, el monto total que recibiría Colombia para el año Fiscal 2017 serían unos US$ 550 millones.

Es decir un aumento neto de casi el 58 por ciento comparado con lo venía recibiendo el país en los últimos años (unos US$ 350 millones anuales entre fondos del departamento de Estado y el de Defensa).

Hace dos semanas la Comisión de Apropiaciones del Senado de EE. UU. había aprobado su propia versión de la ayuda, que fue idéntica a lo que solicitó Obama (US$ 450 millones en total).

Una vez la ayuda sea aprobada por ambas plenarias se conformaría una “comisión de conciliación” para armonizar la diferencia de US $100 millones que actualmente existe entre ambas versiones.

El número que emerja de esa conciliación podría rondar los US $ 500 millones si las Cámaras optan por partir la diferencia.

En el proyecto aprobado este martes por la Cámara, los legisladores incluyen una serie de condiciones y recomendaciones que deberán cumplirse antes de poder desembolsar los fondos.

La primera es una certificación que debe emitir el Departamento de Estado en la que demuestre que el apoyo a la implementación de los acuerdos es un tema de “interés nacional” para EE. UU.

Acto seguido le pida al departamento de Estado considerar, en el proceso de la certificación, cuatro particulares: que el país esté combatiendo la producción y tráfico de drogas; se estén resolviendo disputas comerciales pendientes entre ambos países; extraditando a fugitivos; y entrenando las fuerzas de seguridad en países de Centro América.

En el texto los legisladores dicen estar preocupados por el aumento de los cultivos ilícitos en el país y piden al Departamento de Estado colaborar con Colombia para frenar esta tendencia.

Así mismo, piden al Secretario de Estado elaborar un reporte que deberá ser entregado al Congreso 90 días luego tras la aprobación del proyecto en el que le piden evaluar si se está investigando y castigando a militares que hayan violado los derechos humanos y si Colombia está cumpliendo con sus obligaciones internacionales a la hora de castigar a personas responsables de crímenes de guerra y otra serias violaciones a los DD.HH.

También le piden reportar si el país está dando pasos para proteger los derechos de los defensores de DD.HH., grupos indígenas y afro colombianos.

La mención al cumplimiento de obligaciones internacionales y castigo a responsables de crímenes de guerra es similar a otra incluida en la versión del Senado en la que condicionan la entrega de parte de la ayuda al castigo efectivo frente a este tipo de crímenes.

Dado que la versión de la Cámara no exige una certificación sobre estos puntos ni amarra un porcentaje de la ayuda a su cumplimiento, las condiciones operan más como ¨recomendaciones¨ para el ejecutivo.

Aún así, ambas son expresiones de la preocupación que existe en EE. UU. por el tema de la justicia transicional pactado con las Farc y la posibilidad de que sus crímenes queden en la impunidad.

En cualquier caso, como en sucede con el monto de la ayuda, las dos Cámaras tendrán que acordar el tipo de condiciones y requisitos que se tendrán en cuenta cuando llegue la hora de los desembolsos.

En el reporte que acompaña el proyecto de ley, los legisladores subrayan que si se llega a un acuerdo de paz con las Farc los fondos aprobados “deberían usarse para apoyar la expansión de instituciones gubernamentales a las zonas que fueron de conflicto al igual que para las necesidades humanitarias y de desarrollo de personas en estas zonas”.

Así mismo, afirma el reporte, “el Comité apoya (a su vez) el uso de fondos para respaldar a la sociedad civil, para programas que ayuden la búsqueda de la verdad y la reconciliación, la protección de defensores de DD:HH: protección y otros grupos vulnerables, para educación cívica y pro paz y la participación de mujeres en el proceso de paz”.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
@sergom68

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s