COL: “No hay que hacerle la vida fácil en la calle a los habitantes de calle”: alcalde Peñalosa

El Espectador

El alcalde de Bogotá señala que el Distrito tiene la infraestructura necesaria para atenderlos, por lo que la limosna no es el camino y pide la modificación del fallo que impide que se les atienda contra su voluntad. Por su parte, vocero de esa población pide zonas de consumo recreativo.

La polémica desatada por la diseminación de los habitantes de calle, tras la intervención del Bronx, llegó al Congreso. Allí, en el foro convocado por la representante a la Cámara Olga Lucía Velásquez, se encontraron el alcalde Enrique Peñalosa, el procurador Alejandro Ordóñez, la personera Carmen Teresa Castañeda y representantes de esa población. Hubo propuestas con variados matices.

“Habitantes de calle siempre ha habido. Ahora a la gente le parece que en los últimos dos meses han aparecido. Es como cuando alguien compra un carro de cierta marca y color y de repente ve que hay cientos de carros iguales por toda la ciudad, solo que antes no los había visto”, dijo el alcalde Peñalosa, refiriéndose al revuelo que ha causado en la ciudad la diáspora de habitantes de calle.

El mandatario, además, fue contundente al decir que no permitirá nuevas concentraciones del crimen en la ciudad, como sucedió en el Cartucho y en el Bronx, donde habitaban al menos 800 personas en solo 3 hectáreas. “El padre Nicoló me decía que no hay que permitir de ninguna manera esas repúblicas independientes del crimen, pero tampoco hay que hacerles la vida fácil en calle a los habitantes de calle. Por eso Integración Social les ha dicho a los ciudadanos de buen corazón que no les den comida, no les den apoyo, porque nosotros tenemos la infraestructura para hacerlo. Estamos invirtiendo $162.000 millones para atenderlos”.

 

Sin embargo, señaló el mandatario, que el fallo de la Corte Constitucional, que impide someter a los habitantes de calle a tratamientos en contra de su voluntad, dificulta las acciones sobre esa población. Por lo tanto, pidió al alto tribunal que modifique esa decisión. Una solicitud controversial, pues distintos sectores sociales y académicos, y la misma Corte, han señalado que la habitabilidad de calle es una forma válida de vida que responde a decisiones individuales que deben ser respetadas.

En la misma dirección del alcalde apuntó el procurador general Alejandro Ordóñez, al sostener que se debe propiciar que la Corte Constitucional profiera otra decisión que no solo proteja a los habitantes de la calle, sino a otros ciudadanos que pudieran verse afectados por esta decisión. “La oportunidad puede ser con la expedición del nuevo Código de Policía en las demandas que tendrá que decidir la Corte”, indicó el jefe del Ministerio Público.

La personera distrital, por su parte, hizo énfasis en la necesidad de asumir el problema como un asunto de salud pública. Precisamente, mientras el foro avanzaba, la Secretaría de Salud presentó su nuevo modelo de atención a habitantes de calle, basado en acciones de prevención y manejo del consumo de drogas.

“Tenemos que mantener unos mismos estándares, pero abordar un manejo diferenciado para el que apenas está empezando a consumir y va a dormir a su casa, y el que ya tiene un tiempo en la calle y ya no tiene noción. Entonces acá el llamado es a buscar cómo solucionamos” sostuvo la personera, que, de paso, rechazó las muestras de estigmatización hacia esa población e hizo un llamado a los habitantes de calle y a la ciudadanía para que participen en las mesas en las que se está discutiendo la problemática.

Entretanto, Alberto López, vocero de los habitantes de calle contó que el pasado sábado se reunieron 12 representantes de esa población para discutir lo que quieren para su futuro.

“Las conclusiones (del encuentro): que los programas de atención deben dirigirse por igual tanto para los que quieren salir de la calle como para los que quieren o les toca permanecer allí. Los callejeros de Bogotá tenemos una historia, un lenguaje, unos lugares y personaje emblemáticos. Por todo esto debería considerársenos una comunidad. Además, buscamos la normatización para zonas de consumo recreativo y la prevención, no como prohibición, sino como información clara y real sobre lo que implica el consumo”, sostuvo López.

Lo que quedó claro en el foro y en todas las intervenciones, es que urgen acciones para solucionar el problema generado por la dispersión de los habitantes de calle por el centro, que ha generado inseguridad en muchos sectores, pero que también ha evidenciado los vacíos que hay a la hora de atender a esa población vulnerable. Las propuestas están sobre la mesa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s