PER: Fiscales se sienten desprotegidos al perseguir el crimen

La República

Preocupación. Junta de Fiscales Supremos y Consejo Nacional de la Magistratura reclaman protección del Ministerio Público y acciones para identificar a los asesinos del fiscal superior Fermín Caro Rodríguez.

os fiscales se sienten desamparados, tras el asesinato del fiscal superior de San Martín, Fermín Alberto Caro Rodríguez. Olvidados por el Estado, mientras la sociedad los mira con desconfianza.

PUEDES VER: Fernando Zavala cuenta qué hizo cuando Mariano González le dijo que tenía un amorío con su asesora | VIDEO

Van a seguir trabajando. Pero sienten que la Policía no los va a proteger en la investigación del crimen organizado, la corrupción, el narcotráfico y la delincuencia común.

No debería pasar, pero está sucediendo. El temor se extiende a testigos, jueces y los trabajadores de la administración de justicia. Una sensación de inseguridad que fue evidente la semana pasada en el Callao y que hoy se extiende a todo el Ministerio Público, a nivel nacional.

En respuesta, el viceministro del Interior, Rubén Vargas, informó que el fiscal Caro nunca reveló que estaba amenazado de muerte, lo cual fue confirmado por el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez.

Desde el Callao

El sábado 19 de noviembre, a cuatro cuadras de su casa en el Callao, fue asesinado Joseph Paredes Cortez. Un motociclista se le acercó y le disparó cuatro balazos en el pecho.

Paredes era testigo en un caso de corrupción que involucra a un Policía de la comisaría de Vipol. Hoy la Policía sigue sin tener idea de quién y por qué lo mataron.

“Es necesario que nos brinde protección también a los fiscales. Lo que ha ocurrido es una prueba de que la delincuencia (…) está dispuesta a atentar contra la vida de las personas y de ser el caso podría ser de operadores de justicia”, afirmó el fiscal provincial anticorrupción Wills Gonzales, al regresar a su despacho el 21 de noviembre.

Sábado mortal

Wills Gonzales había pedido protección para Joseph Wilder Paredes. La Policía le respondió que no había personal, que no tenían como protegerlo. “Los fiscales no tenemos seguridad, todo el trabajo que hacemos es bajo nuestro propio riesgo”, señaló el fiscal del Callao.

Al sábado siguiente, 26 de noviembre, cuando llegaba a su casa en el barrio Zaragoza, en Moyobamba, y guardaba su auto en la cochera de su casa, dos sujetos se acercaron y dispararon al fiscal superior Caro Rodríguez.

El representante del Ministerio Público murió cuando lo llevaban al hospital. Su crimen ha conmocionado a todo el sistema judicial en la región San Martín. Caro Rodríguez era considerado y visto como un magistrado enérgico, desde que laboraba como fiscal provincial en Trujillo.

En La Libertad, donde hoy será enterrado, han sentido mucho su muerte. Su hija Carmen Caro es fiscal provincial adjunta en esa ciudad. En tanto, la ex congresista aprista Tula Benites aclaró que no se había divorciado de Caro.

Protección particular

Además, en Trujillo hay más de un fiscal amenazado de muerte por investigar a las organizaciones dedicadas a la extorsión y el sicariato en el norte del país.

“En mi caso estoy con la idea de adquirir un arma y llevar un curso de defensa personal con arma de fuego y voy a tener que usar mi chaleco antibalas”, declaró a un medio local el fiscal Anthony Pérez Bardales.

En tanto, el titular de las fiscalías contra el crimen organizado en esa ciudad, José Pagaza Guerra, se quejó de que el ministro del Interior solo va a tomarse fotos, mientras no hay nada hay nada concreto para protegerlos en su trabajo diario.

Pagaza también plantea contratar seguridad privada para proteger a los fiscales y sus familias, ante la imposibilidad, dicen, de la Policía para identificar a los autores de las amenazas.

Igual es el caso del juez Víctor Reyes Alvarado, uno de los integrantes de la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Huaura, que ordenó la recaptura de la organización criminal ‘Los Monos de Quepepampa’.

Víctor Reyes y su hija han recibido amenazas a través de la red social Facebook. La Policía solo le brinda seguridad de lunes a viernes y en horario de trabajo.

Por las noches y el fin de semana, Reyes, sus colegas y familia están totalmente desprotegidos, deben velar por su propia seguridad.

Demandan protección

Los jueces, más que nadie, saben que los sicarios y asesinos no tienen horario de oficina, actúan a cualquier hora y con muchos recursos a su alcance.

Ante esta critica situación y en el afán de poner calma, la Junta de Fiscales Supremosy el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) emitieron sendos comunicados en los que lamentan y repudian el crimen del fiscal Caro Rodríguez.

“Frente a este hecho hemos dispuesto la inmediata investigación e invocamos al Ministerio del Interior a tomar las acciones pertinentes que nos conduzcan a dar con los responsables de este crimen en el menor plazo posible”, señaló la Junta de Fiscales Supremos.

“Asimismo –sigue el comunicado–, exigimos al Ministerio del Interior la mejora de los mecanismos de protección y seguridad para nuestros fiscales, quienes diariamente exponen sus vidas en esta lucha permanente contra la criminalidad que afecta al país”.

“La Policía Nacional y el Ministerio Público, aliados estratégicos en la lucha contra el crimen, debemos trabajar de manera conjunta en este propósito, con la seguridad y recursos necesarios que garanticen la vida de quienes ejercemos el mandato constitucional de perseguir el delito”, subrayaron los fiscales supremos.

Ministerio del interior

El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, ha conversado con el ministro del Interior, Carlos Basombrío, sobre el tema. “Entiendo que no es posible darles protección a todos los fiscales, pero estamos coordinando atender los casos más serios”, dice.

Ante el asesinato de Caro Rodríguez, se ha dispuesto que los presidentes de los distritos fiscales identifiquen en qué casos se podrían dar situaciones de violencia.

“Cualquier fiscal que reciba amenazas concretas debe informar inmediatamente para buscarle la mejor protección posible”, subraya Sánchez.

Más inteligencia

El viernes 25 de noviembre, el fiscal de la Nación estuvo en San Martín, visitó Moyombama y se entrevistó con el fiscal Fermín Alberto Caro sin advertir alguna preocupación ni recibir ninguna denuncia sobre el particular por parte del magistrado.

“Se requiere que la Policía realice una mayor labor de inteligencia con el sicariato, para identificar a las personas que realizan estos crímenes por encargo, es la mejor prevención que podemos hacer”, indica el fiscal de la Nación.

“Los fiscales, anota, saben que están realizando un trabajo de alto riesgo y que se deben tomar todas las medidas de seguridad y advertir de cualquier amenaza”.

Hay una preocupación interna por lo que ha sucedido y estamos en comunicación constante con el ministro del Interior para encontrar a los culpables, subrayó Sánchez Velarde.

Consejo

El Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), la entidad que nombra y fiscaliza a los fiscales a nivel nacional, demandó “a las autoridades competentes realizar acciones inmediatas para garantizar la protección adecuada” de los fiscales.

Además, pidió que se “culminen prontamente las investigaciones para identificar y capturar a los responsables de este acto delictivo”.

Fiscales y policías de Lima investigarán el asesinato del fiscal Fermín Caro Rodríguez

Un equipo de las Fiscalías contra el Crimen Organizado de Lima y de la Policía ha viajado hasta Moyobamba para investigar el asesinato del fiscal superior Fermín Caro Rodríguez e identificar a los autores materiales y los que pudieron ordenar su muerte.

Han hablado con los vecinos y personas cercanas al fiscal en busca de obtener un retrato de los asesinos y alguna información que pueda dar alguna pista del motivo de este crimen.

Los medios de comunicación de Moyobamba han puesto en la lista de sospechosos al abogado Guillermo Chanjan Ghio y al ex fiscal Esteban Clavijo Garcia, ambos detenidos.

Clavijo fue capturado en un operativo dirigido por Caro Rodríguez, por pedir dinero a un detenido de nacionalidad italiana. Chanjan defendió a Clavijo y luego también fue detenido y condenado por ingresar un chip al penal.  Chanjan negó participación en este crimen, en una llamada telefónica con periodistas del diario Voces de Tarapoto.

“Esto tiene que llevarnos a la reflexión para que los fiscales actúen imparcialmente”, dijo.

http://larepublica.pe/impresa/politica/826047-fiscales-se-sienten-desprotegidos-al-perseguir-el-crimen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s