ARG: Cayó otro “cerebro” del contrabando de efedrina a México

Clarín

La jueza Servini detuvo a Maxiliano Romero y tres de sus socios. Un cuarto miembro de esta nueva banda está prófugo y podría estar relacionado con ex espías de la SIDE.

La jueza federal María Servini detuvo a uno de los cerebros del contrabando de la efedrina, llamado Maximiliano Romero, y a tres de sus cómplices mientras se escapó un quinto socio de la banda que estaría relacionado con ex agentes de la SIDE, confirmaron fuentes judiciales. Romero vive en Corrientes pero fue detenido en esta capital.

Los sospechosos fueron detenidos e indagados la semana pasada por Servini a raíz de que en las escuchas telefónicas aparecían hablando de las maniobras consumadas durante las presidencias de Cristina Kirchner y otras pistas. A esta banda, diferente de la de Ibar Pérez Corradi y Roberto Segovia alias “El Rey de la efedrina”, se le adjudica haber importado 10 toneladas de efedrina desde China y la India. La efedrina era luego contrabandeada a México para convertirlas en metanfetaminas con destino a Estados Unidos.

Con la pista de los eventuales contactos del prófugo con ex espías la jueza avanza sobre la pata política de esta maniobra que, hasta ahora, se estimaba en 50 toneladas, que le dio cobertura a Pérez Corradi, Segovia y ahora Romero para poder poner en marcha un operativo logístico de tanta magnitud en la llamada ruta de la efedrina. En la causa de la efedrina, no se pudo demostrar que el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández fuera “la morsa”, el funcionario que cobró sobornos para dejar pasar la efedrina, según Martín Lanatta, el autor material del triple crimen de General Rodríguez.

La detención de Romero fue informada por TN y confirmada porClarín en fuentes judiciales.

El gobierno porteño informó que las detenciones fueron practicadas por un grupo de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad que comenzó a investigar a pedido de la jueza Servini.

De esta manera, se logró identificar varias ramas del desvío de la efedrina que se realizó durante los años 2006 al 2008.

El trabajo comenzó a partir de una pista concreta que determinaba que un hombre argentino de 37 años, junto a otras tres personas, traficaban efedrina a dos células del cartel del “Golfo” de México que había operado en el país.

Durante la investigación se realizaron nueve allanamientos; dos en Mendoza, cinco en Entre Ríos y dos en Capital Federal. En dichos procedimientos se secuestraron una camioneta Mercedes Benz, un auto Volkswagen Vento, un Ford Focus, cuarenta teléfonos celulares, diez computadoras, 100.000 pesos en efectivo y varias cajas de documentación relativa a la causa.

El 1 de junio los agentes de la Policía de la Ciudad se trasladaron al complejo hotelero “Solar de los reyes”, en Entre Ríos, propiedad del líder de la banda y valuado en dos millones de dólares, donde se esperaba encontrar al imputado. Sin embargo, esta persona había viajado a Capital y no estaba allí. Finalmente, horas más tarde fue detenido en Sarmiento y Maipú, en la Ciudad de Buenos Aires.

Otro de los detenidos fue atrapado ese mismo día en Zabaleta y Caseros, en Parque Patricios.

En tanto, los otros dos detenidos fueron arrestados en las últimas horas en sus domicilios particulares, también en Capital Federal.

Los cuatro detenidos fueron puestos a disposición de la jueza Servini y su secretario Franco Garozzo.

Pero aún queda otro cerebro prófugo. El juez federal de Zárate-Campana, Adrián González Charvay, solicitó a Israel la extradición del argentino-israelí Josue Ezequiel Fuks (47 años), quien era socio del financista Pérez Corradi, en una causa paralela a la del tráfico de efedrina.

Fuks -quien también es investigado por la jueza María Servini en la causa principal-, en 2009 había adquirido la ciudadanía israelí y pasó a llamarse Ioshua Lejezkel Fox (pasaporte israelí 21.875.544) con domicilio en la calle Yacob Hazan 30 de la ciudad de Ra’anana, Israel. Fuks fue el principal proveedor de efedrina para Pérez Corradi, quien después la revendía a los mexicanos a fin de producir metanfetaminas con destino al mercado de EE.UU. Se trató de un negociado de 500 millones de dólares.

En el exhorto enviado a principios de año a través de la Cancillería al que accedió Clarín, el juez describió minuciosamente los delitos por narcotráfico de los que se acusa a Fuks. Uno de ellos, desconocido hasta ahora, es el rezago de 2326,3 kilos de efedrina retenida en el aeropuerto de Ezeiza. El juez Charvay reemplazó a Faggionatto Márquez luego de su destitución en 2010 y tiene la vieja causa por la que se detuvo a Roberto Segovia, “El Rey de la Efedrina”, otros de los ya condenados. “El problema es que la Argentina no tiene tratado de extradición con Israel y Fuks lo sabe”, dijo la fuente consultada. Lo raro es que en la web de Interpol no aparecía aún con foto el pedido de captura de Fuks que hizo el juzgado de Campana.

Este empresario fue nombrado tanto por Pérez Corradi como por Martín Lanatta en sus indagatorias. En su declaración, Lanatta describió así a Fuks: “Flaco, alto, tez blanca, pelo oscuro peinado al costado y usaba un kipá. Me acuerdo porque cuando nos encontramos yo no lo conocía y nunca imaginé que un judío ortodoxo iba a estar en este embrollo”.

Fuks resultó serel “cerebro” de la banda que operaba a través de la firma Farmacéuticos Argentinos (FASA)junto a Alfredo Abraham y al “Negro” López, entre otros ya condenados por el escándalo, que también controlaban la Droguería Prefarm S.A. y tuvieron apoyo de un sector de la Policía Federal y de la SIDE hasta último momento según Pérez Corradi. FASA fue autorizada a importar 4.000 kg de efedrina, operación que no pudo realizar por encontrarse quebrada y porque -como proveedora de insumos al PAMI- estaba involucrada en causas de la mafia de los medicamentos. Luego de que el fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone pidiera la captura de Pérez Corradi en 2012, Fuks -que vivía en Cramer al 2200, en la ciudad de Buenos Aires-se escondió varios días en una casa rodante estacionada en una calle del barrio de Oncemientras era buscado por la policía. Después amigos y contactos lo ayudaron a viajar a Chile y desde allí partió hacia Israel, según las fuentes. Fuks está casado con la hermana de un poderoso empresario. La agencia antidroga de los EE.UU. (DEA), en un informe entregado al fiscal Bidone, puntualiza todas las operaciones en que Fuks intervino comprando y vendiendo efedrina y señala un número de celular “que registró llamadas con una línea de Florida, EE.UU., relacionada con otra investigación sobre tráfico de marihuana”.

https://www.clarin.com/politica/cayo-cerebro-contrabando-efedrina-mexico_0_B1Fko7wfZ.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s