ARG: Buenos Aires obligará a sus 93.000 policías a pasar un control de consumo de drogas

El País

Los casos positivos serán apartados de la fuerza, la más numerosa de Argentina.

La Policía Bonaerense, a cargo de la seguridad de la provincia de Buenos Aires, la más grande y poblada de Argentina, tiene mala fama. En poco más de 16 meses, el gobierno provincial echó, por causas diversas, a casi 4.300 agentes y encarceló a otros 362. La obligación de los mandos superiores de presentar sus declaraciones de ingresos terminó con 1.000 policías investigados por enriquecimiento ilícito. Ahora será el turno del uso de drogas ilegales. Los 93.000 policías de la Bonaerese serán sometidos a pruebas toxicológicas que determinarán si son consumidores activos. “Quién consume no puede manejar un patrullero, no puede manejar un arma y no puede prevenir al narco”, dijo la gobernadora María Eugenia Vidal.

Las pruebas comenzarán en 90 días, serán sorpresivas y se dispondrán por sorteo. En una primera etapa pasarán por los test los cuadros más altos, empezando por el ministro de Seguridad, los comisarios y todos los efectivos destinados al combate del narcotráfico. Luego se sumará al resto de los uniformados. A cargo de las pruebas habrá una fundación independiente, que coordinará su trabajo con Asuntos Internos de la policía. “La idea es prevenir el consumo de drogas adentro de nuestra fuerza”, dijo Vidal, “y no tiene un objetivo punitorio. Es, en principio, para que aquellos que consumen tenga la posibilidad de pedir ayuda y pueda reinsertarse”. Los casos positivos serán suspendidos el tiempo que dure el tratamiento. El ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, dijo que seguirán cobrando su salario, “pero dejarán de inmediato de portar un arma o de manejar un patrullero, porque en esas condiciones serían un peligro para sí mismos y para los demás”.

Las leyes argentinas no penan el consumo personal de drogas siempre que esa acción no perjudique a un tercero. Los policías, claro está, no está amparados por el espíritu de esa norma por tratarse de una fuerza pública que va armada y tiene responsabilidad sobre la vida de otros. La Bonaerense tiene en estos momentos 300 sumarios abiertos por consumo de drogas para un total de 93.000 hombres. Los casos se mantienen en reserva, aunque algunos de ellos se han colado a los medios gracias a las redes sociales. El más emblemático fue en diciembre pasado, cuando una agente de la policía local de Ezeiza, en las afueras de la ciudad de Buenos Aires, grabó a su compañero esnifando cocaína dentro de la patrulla. La idea es que estos casos salgan ahora la luz mediante un sistema formal que los mantenga en el anonimato y permita la contención. “Hay policías que pueden pedir voluntariamente el tratamiento, porque esto no es una caza de brujas”, dijo Ritondo.

El plan forma parte de un plan más ambicioso de cambio de imagen de la policía Bonaerense, una fuerza que cada nuevo gobierno promete depurar. Vidal llegó al gobierno con la misma promesa. “Es nuestra responsabilidad garantizar a cada vecino que tiene una fuerza policía que los protege y que no está condicionado en sus decisiones por el consumo de drogas. Si detectamos que ese policía es parte de una banda será perseguido, eso no se hizo nunca y si hay un lugar donde tenemos que hacerlo es en la provincia de Buenos Aires”, dijo.

La gobernadora, incluso, habló de mafias. Se refirió así a los uniformados detenidos por enriquecimiento ilícito, con dinero salido de sobornos del juego ilegal, la prostitución o el narcotráfico. Para Vidal, “todos tienen que explicarle a la sociedad como viven y como se constituye su patrimonio”. “Mi decisión política”, dijo, “es no parar hasta garantizar que el último policía es honesto. Yo sé que hay mafias, pero en este equipo tenemos la tranquilidad de que no somos parte de la mafia y como no somos parte de la mafia podemos combatirla”

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/04/20/argentina/1492707346_069667.html

ARG: Por unanimidad y sin debate, ya es ley el uso de cannabis medicinal

Clarín

Lo aprobó el Senado. Argentina se suma a Colombia, Chile y Uruguay, que ya regulan la utilización de esta sustancia con fines médicos.

No hizo falta el debate. En trámite exprés, de manera unánime con 58 votos a favor y ninguno en contra, en lo que para muchos marca un avance histórico, el Senado nacional convirtió anoche en ley el proyecto que habilita el uso del cannabis medicinal, pone en marcha en el país la investigación médica y científica en la materia, y garantiza el acceso gratuito al aceite que se extrae de la planta, que en un principio se importará desde los Estados Unidos.

En el Salón de las Provincias del Senado, donde seguían la sesión, estallaron los aplausos y los abrazos entre los familiares de los pacientes que sufren dramáticas enfermedades y son usuarios del aceite de cannabis. Y que fueron impulsores decisivos de esta norma, junto con sectores de la comunidad médica y científica que defienden su uso terapéutico.

La ley establece un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y paliativo del dolor de la planta del cannabis y sus derivados. Para eso, se crea un Programa Nacional en la órbita del ministerio de Salud.

Mirá también

Claves para entender la nueva ley del cannabis medicinal

El autocultivo de cannabis para producir el propio aceite y que reclaman asociaciones como Mama Cultiva quedó excluido de la legislación y por lo tanto seguirá siendo ilegal. La cuestión del autocultivo fue central en el debate de los últimos meses. La oposición lo seguirá reclamando, pero acompañó igual el proyecto del oficialismo de Cambiemos, más “restrictivo”, igualmente considerado un avance formidable.

Valeria Salech, presidenta de Mama Cultiva, explicó a Clarín que el aceite importado en muchos casos no les ha dado el mismo resultado que el que ellas mismas producen, por lo que anticipó que seguirán cultivando las plantas de cannabis. Muchos legisladores han advertido la necesidad de darles un amparo legal que hoy, pese a la ley, no cuentan.

En el Senado no hubo debate y todo se resolvió en menos de tres minutos. Se sometía a votación el proyecto aprobado en Diputados por 221 votos en el 23 de noviembre pasado. Tras un extenso debate previo por la ley de Emprendedores, la propuesta de pasar a votar directamente el proyecto de cannabis medicinal fue del senador Juan Abal Medina, quien razonó que las madres y familiares llevaban seis horas esperando una sanción que era cantada. Y así se hizo.

Mirá también

De Jamaica a Israel: cómo se regula el uso de cannabis en el mundo

Según la ley, las personas que se incorporen al programa del Ministerio de Salud tendrán garantizado “el acceso gratuito al aceite y demás derivados”. Además, se podrá autorizar el cultivo de cannabis por parte del Conicet y del INTA, con fines de investigación médica y científica, y para elaborar la sustancia para el tratamiento. La ley establece que se fomentará la producción en el país, a través de los laboratorios públicos nucleados en ANLAP (Agencia Nacional de Laboratorios Públicos). Hasta tanto se ponga en marcha la producción nacional, la ANMAT permitirá la importación del aceite, que se fabrica en los Estados Unidos.

Mirá también

Mendoza es la quinta provincia que aprueba el uso medicinal del cannabis

La ley es producto de una larga lucha de las familias de personas afectadas por epilepsia refractaria o autismo, entre otras dolencia, como Mama Cultiva y CAMEDA, que en muchos casos llegaron con sus chicos enfermos al Congreso y participaron activamente de los debates en comisiones desde hace meses.

Argentina se une a países de la región como Colombia, Chile y Uruguay, que ya cuentan con medidas que regulan el uso terapéutico del cannabis.

http://www.clarin.com/sociedad/amplio-consenso-ley-uso-aceite-cannabis-medicinal_0_By1n39Ynx.html

ARG: Viajaban desde Misiones a Buenos Aires con 6.000 kilos de marihuana entre sandías

Clarín

El chofer del camión denunció en una comisaría que lo habían secuestrado, pero no le creyeron y quedó detenido. El resto de la banda huyó en un auto de apoyo y cayó tras una persecución. Investigan si el líder es un empresario maderero.

La investigación había comenzado en agosto del año pasado, tras el secuestro de una tonelada de marihuana en un depósito de madera de la localidad misionera de Salto Encantado. Las escuchas telefónicas ordenadas por la Justicia aportaron un dato clave: la banda tenía pensado mover un importante cargamento hacia Buenos Aires durante los primeros días de febrero. La sorpresa llegó cuando revisaron el camión sospechado y descubrieron que había más 6.000 kilos de cannabis ocultos entre sandías.

Durante el operativo, realizado este miércoles a la madrugada en una estación de servicio de la localidad misionera de Oberá, en la zona centro de la provincia, la Policía Federal detuvo a ocho personas. La investigación, que demandó varios meses, fue supervisada por el juez federal 1 de San Martín, Emiliano Canicoba.

Según informaron a Clarín fuentes del caso, los policías de Drogas Peligrosas desembarcaron en Misiones hace poco más de un mes para chequear datos que habían obtenido a partir de las escuchas telefónicas. Así pudieron obtener identidades, lugares de acopio y hasta los datos del camión que iban a utilizar para mover la droga en la madrugada de hoy.

La marihuana fue cargada en la zona de Aristóbulo del Valle, una pequeña ciudad ubicada sobre la ruta nacional 14. Los agentes hicieron un seguimiento del transporte y así identificaron el coche que hacía de punta de lanza. El grupo que custodiaba la droga estaba integrado por siete hombres -dos de Posadas y cinco de Oberá- que se movilizaban en un Chevrolet Prisma.

Cerca de las 6.20, los agentes que trabajaban en el caso intentaron detener el coche pero sus ocupantes escaparon hacia el sur de la provincia. Luego de una persecución que se extendió durante unos 20 kilómetros, en la que se registraron varios disparos, el auto de los sospechosos sufrió la rotura de un neumático y se detuvo en la ciudad de Leandro N. Alem. Acorralados, los siete sospechosos terminaron detenidos.

http://www.clarin.com/policiales/viajaban-misiones-buenos-aires-000-kilos-marihuana-sandias_0_r1f-a8ftg.html

ARG: Sudamérica y la DEA unen en Buenos Aires esfuerzos contra el narcotráfico

El País

El gobierno de Macri recompone la relación de Argentina con la agencia antidroga estadounidense, deteriorada tras años de kirchnerismo.

Sudamérica recompone poco a poco su relación con la DEA, la agencia de lucha contra el narcotráfico de los Estados Unidos. Tras años de gobiernos de izquierda reacios a la participación de Washington en operaciones dentro de sus fronteras, el giro regional hacia la derecha se ha traducido en acercamientos concretos. Al frente de este proceso se ha colocado Argentina. Una muestra de ello ha sido la celebración en Buenos Aires de un encuentro entre el Grupo Sudamericano de Trabajo de la agencia con enviados de distintos países, entre ellos Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay y hasta Venezuela. El escenario elegido ha sido todo un dato político: las relaciones con la DEA se habían reducido al mínimo durante el kirchnerismo y bastó un año a Mauricio Macri en el poder para relanzarlas.

El encuentro de la DEA con los referentes regionales en la lucha antidroga se realizó en un hotel del centro de Buenos Aires, con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, como anfitriona. Participaron jefes policiales de los países invitados y miembros de la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, representada por su agregado de negocios, Thomas Cooney. Se trata de impulsar grupos de trabajo para conformar una red regional de lucha contra el tráfico de drogas, en momentos en que ese tema se ha colocado al tope de la agenda de seguridad.

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/02/10/argentina/1486756411_596648.html

 

ARG: Se derrumba el consumo de cigarrillos: cayó 11% en menos de un año

Clarín

Entre enero y noviembre del año pasado sufrió la merma más pronunciada desde 1990, con un consumo de 42 paquetes por habitante por año. 

El consumo de cigarrillos registró entre enero y noviembre una caída del 11 por ciento, las mas pronunciada desde 1990, hasta ubicarse en 42 paquetes por habitante por año, de acuerdo con un informe dado a conocer hoy por la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

“En el acumulado de once meses del año de 2016, la industria tabacalera continuó con un panorama contractivo, con fuertes mermas en la producción de cigarrillos, que provocó cierre de plantas y la suspensión de trabajadores”, indicó el informe.El estudio destacó que “la menor producción de cigarrillos obedece a la fuerte caída del consumo interno”.

“En los primeros once meses del año de 2016, la producción de cigarrillos presentó una merma del 9,3 por ciento según la medición Oficial del Estimador Mensual Industrial (EMI) con relación a igual período del año de 2015”, señaló el informe.

Mirá también: Crece el consumo de tabaco para armar y cae la venta de cigarrillos

La consultora indicó que “en cuanto al consumo interno de cigarrillos, presentó una caída del 11 por ciento en el acumulado enero – noviembre del año 2016”.

“En términos históricos es la mayor baja registrada en el consumo desde el año 1990, con un total de 1621 millones de paquetes vendidos contra los 1821 millones de igual período del año de 2015”, precisó el reporte.De ese modo, el informe señaló que “el consumo per cápita en el acumulado de once meses del año de 2016 fue de 42 atados por habitante, y cayó 12 por ciento”.

En tanto, las exportaciones, tanto en valores como en cantidades, en el acumulado de once meses del año de 2016, alcanzaron a las 90.830 toneladas, un fuerte 95,1 por ciento por encima de las 46.558 toneladas de igual período del año de 2015. “En cuanto a los valores, treparon a 383,5 millones de dólares con una expansión del 76,9 por ciento frente a los 216,7 millones de igual periodo del año de 2015”, indicó IES.

El estudio precisó que los principales destinos fueron China (18,3), Bélgica (9,3) y Alemania (7,8), seguidos por Paraguay y Rusia con el 7 por ciento, Turquía (6,1) y Brasil (4,6), países que concentraron, el 60,2 por ciento de las ventas al mercado mundial.

Según el director de IES Consultores, Alejandro Ovando, “hacia adelante, la evolución del sector dependerá del mercado externo y de la forma en la cual se pueda volcar la producción de tabaco en el exterior”.”La quita de las retenciones a las exportaciones, de finales de 2015, mejoró el negocio exportador, y generó un incremento en las ventas externas luego de cuatro años de caída. El consumo interno, por su parte, continuará con la tendencia decreciente del último lustro”, explicó el economista.

http://www.clarin.com/sociedad/derrumba-consumo-cigarrillos-cayo-11-ano_0_SJoIjaEDg.html